Se construyen defensas fluviales en Río Longaví

El proyecto avaluado en 190 millones de pesos, empezó su construcción en mayo, el que beneficia a familias de los sectores Maitenes, Lucero y Cuñao.

La Junta de Vigilancia del Río Longaví (JVRL) atiende a cuatro mil agricultores de Parral, Retiro y Longaví. Es por eso la importancia de cuidar la cuota de agua y asegurar que todos tengan riego para sus distintos cultivos, mediante la gestión de distintos proyectos con los usuarios y con los organismos de Gobierno para financiar los adelantos en el ámbito hídrico.

Durante mayo comenzaron las obras que mejoran la condición del río y los canales que buscan asegurar las cuotas de agua correspondiente para el agro, mediante la construcción de defensas fluviales donde se instalará un revestimiento enrocado, avaluado en 190 millones de pesos financiado por fondos regionales y ejecutado por la Dirección de Obras Hidráulicas, el que se realizará en Maitenes (Longaví). El Gerente de JVRL, Lisandro Farías, comentó que “el proyecto de conservación de defensas fluviales se viene solicitando hace años, porque el río ha afectado la ribera sur poniendo en alarma el riego agrícola y el agua potable del sector. El proceso para conseguir este proyecto ha sido de gestión con distintas autoridades… Es más, los propios regantes instalaron una protección mediante gaviones y con la primera crecida en el invierno del año pasado, el Río se la llevó casi por completo”.

Uno de los agricultores que ha sufrido inundaciones y representa a los usuarios de Maitenes, Lucero y Cuñao, es Mauricio Acevedo, quien desde hace 15 años vive en el sector y asegura que se han hecho muchas contenciones que han sido llevadas por el caudal y que ahora, con esta nueva obra, espera tener la seguridad de que las 120 familias a las que representa no pasarán un invierno temiéndole a las crecidas del Río. “El mayor beneficio de hacer esta protección es que estaremos preparados para las aguas lluvias, quedando libre de inundaciones aguas abajo, regulando el riego cuando corresponda y por sobre todo protegiendo a las familias. En épocas anteriores por la crecida del Río los canales no daban abasto quedando casas, potreros e incluso sistemas de Agua Potable Rural (APR) inundados”, aseguró Acevedo.

La defensa fluvial estaría terminada a fin de año, mientras los agricultores y la JVRL contempla planes de emergencia instalando compuertas frontales provisorias dentro de los canales y abrir algunos descansos hacia esteros y ríos para que pudieran evacuar las aguas si es que hubieran fuertes lluvias durante este invierno.

Proyectos a futuro

La Junta de Vigilancia Río Longaví tiene más proyectos contemplados para ser ejecutados este año, entre ellos el “Programa de Regularización de títulos de dominio individual de derechos de agua” que es liderado por la Secretaría Regional del Ministerio de Agricultura, en beneficio directo de los títulos de las acciones de cada agricultor.

Además, se realizará un “Estudio de prefactibilidad de embalses del río Longaví”, el que va a estudiar en distintos sectores la posibilidad de crear una represa para acumular aguas invernales, garantizar el uso del riego y generación de electricidad.

Así mismo, durante junio se presentará un proyecto de “Telemetría” para las aguas de siete canales (Robles Nuevos, Robles Viejos, El Carmen, Maitenes, Primera Abajo, Quinta Abajo, La Sexta), de los 20 que corresponden a la Junta de Vigilancia. Este proyecto, avaluado en 118 millones de pesos, pondrá en línea y en tiempo real cuánta agua entra a cada uno de los canales del Río (información que actualmente la entrega un celador), con este cambio estará disponible incluso por Internet.

Audio:

  • Entrevista a Lisando Farías, Gerente JVRL
  • Entrevista a Mauricio Acevedo