Bienvenidos al portal web de la Junta de Vigilancia Río Longaví y sus Afluentes

El agua, elemento que da vida a nuestra tierra, es el motivo de nuestro trabajo. Gracias a ella nuestro territorio nos entrega sustento para crecer, desarrollarnos y hacer grande nuestra zona.

El sistema hídrico del Longaví actualmente está administrado por la organización de  usuarios del agua “Junta de Vigilancia del Río Longaví y sus Afluentes”, Organización empresarial sin fines de lucro.

Está constituido por una red de embalse, canales matrices, derivados y subderivados, los cuales a la fecha, reciben sus aguas a través  de 22 bocatomas. El sistema Longaví agrupa aproximadamente a unos 4.000  productores donde más del 80% corresponden a pequeños productores agrícolas de menos de 12 hás de riego básico.

En los últimos años los usuarios del agua han alcanzado el convencimiento que la organización debe proyectarse mucho más allá del rol funcional que por décadas ha cumplido.

Es así que los últimos años,  esta organización ha realizado importantes  esfuerzos orientados principalmente a destacar que el recurso agua es un bien social, económico ambiental y cultural, por lo tanto dentro de las principales líneas de trabajo definidos por el Directorio de la Junta de Vigilancia del Río Longaví están :

  • Apoyo a Comunidades de Aguas
  • Mejoramiento Infraestructura Red de Riego
  • Incorporación de tecnologías
  • Conservación del Recurso Hídrico

 

Misión

Apoyar a las C. de A. y usuarios de la zona de riego del Longaví en la gestión de las aguas a través de su desarrollo, del mejoramiento de la infraestructura, de la incorporación de tecnologías y la conservación del recurso hídrico.

Visión

Mejorar la competitividad del territorio, teniendo como base una eficaz administración del recurso hídrico del Longaví.

Objetivo Principal

La Junta, tiene por objeto administrar y distribuir las aguas a que tienen derecho sus miembros en los cauces naturales sobre los cuales ejerce competencia, explotar y conservar  las obras de aprovechamiento común y realizar los demás fines que le encomienda la ley.