Regantes del Longaví se informan de situación hídrica y modificación al código de aguas

  • Cerca de 300 agricultores participaron en reuniones ampliadas realizadas en Parral y Longaví.

dsc02756

 

En estado de precaución están los usuarios del agua del Longaví, es por ello que la Junta de Vigilancia del Río Longaví y sus Afluentes realizó dos exposiciones (Parral y Longaví) para explicar en forma detallada el déficit hídrico por el que atraviesa la zona y las modificaciones al Código de Aguas, que se discutirán el martes 22 de noviembre en la Cámara de Diputados.

Con relación a la escases del agua, se informó que el Embalse Bullileo no se había llenado en sólo 5 oportunidades (los años 1963, 1964, 1968, 1996 y 1998), sumándose esta temporada en la que lleva cerca del 60% de su capacidad (37 de 60 millones de metros cúbicos). Lo que pone en una situación de alerta a la comunidad agrícola, según lo expuesto por el gerente de la JVRL, Lisandro Farías.

Así mismo, el abogado especialista en el tema, Diego Castro, detalló en profundidad los cambios que se realizarían de ser aprobadas las modificaciones al Código de Aguas, como la eliminación de “propiedad” de las acciones de agua, la limitación del ejercicio de éstas (en función del “interés público”), plazos de concesión de las acciones, determinación del caudal ecológico mínimo, entre otras.

Ante la preocupación, los regantes evalúan movilizarse ante la posible aprobación por la Cámara de Diputados de las modificaciones al Código de Aguas, haciendo sentir su disconformidad a una medida que es generalizada para el país, siendo cada región distinta.

dsc02768