Sistemas de riego del Maule sur cuentan con nuevas estaciones meteorológicas nivales

 

  • Se logra medir caudales y nieve, mediante proyecto ejecutado por la Universidad de Chile en conjunto a Organizaciones de Usuarios.

IMG_20180423_142329963

 

Cada año es incierta la proyección de agua en el país. Es por ello que la Junta de Vigilancia del Río Longaví y sus Afluentes, JVRL, ha realizado distintos proyectos para tener mejores mediciones y poner la tecnología al servicio de los usuarios en la gestión de las aguas. Ejemplo de ello es el realizado con la Universidad de Chile, quienes han instalado durante abril 5 estaciones meteorológicas que reflejan la temperatura del aire, humedad atmosférica y cantidad de nieve caída en distintos puntos de las cuencas cordilleranas del Maule Sur. Esto, mediante un Fondo de Innovación para la Competitividad Regional.

De esta forma, se puede medir y registrar, planificando los riegos futuros a la hora de contemplar la producción agrícola o ganadera. El investigador de la U. de Chile, Miguel Lagos, comentó que “las estaciones transmiten en línea la información, se programaron para que dieran un reporte cada 8 horas y por el momento, se está diseñando la plataforma para que los usuarios puedan acceder a esta información diariamente a través de una cuenta de email.  Se busca dar acceso, para que mediante un usuario y contraseña revisen en línea la información medida”.

Proyección temporada

Según los datos entregados por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, NOA, indica que el 2018 estaría normal a seco, pues durante los últimos años la conexión con el niño (asociado a mayores precipitaciones) se ha debilitado.

Para tener en cuenta, lo normal es que en el sector de Bullileo precipiten 2.100 milímetros durante toda la época y recién van cerca de los 400 mm. caídos. Según informaciones de la Dirección Meteorológica de Chile, el primer Semestre será de poca lluvia y el 2° más incierto, con probabilidad de presentarse el fenómeno denominado niño.

El investigador, Miguel Lagos, explica que con respecto a las condiciones de precipitación y de temporada de deshielo, son estas últimas las que aprovechan los regantes. Es por ello, que la Universidad de Chile realizará un pronóstico hidrológico durante la primera semana de septiembre y así definir cuáles son los caudales que se espera que fluyan.

equipo