La Junta de Vigilancia del Río Longaví (JVRL) y sus Afluentes atiende a cuatro mil agricultores de Parral, Retiro y Longaví. Es por eso la importancia de cuidar la cuota de agua y asegurar que todos tengan riego para sus distintos cultivos, mediante la gestión de proyectos con los usuarios y con los organismos de Gobierno para financiar los adelantos en el ámbito hídrico.

La red de riego existente requiere de intervención para el mejoramiento. Es por eso que los recursos y fondos disponibles han sido aprovechadas por la JVRL, la que ha establecido un procedimiento para apoyar a las comunidades de aguas en la fiscalización y el seguimiento de obras en sus canales.

Es así que durante junio se comenzaron las obras que mejoran la condición del río y los canales que buscan asegurar las cuotas de agua correspondiente para el agro, mediante la construcción de Defensas Fluviales en el sector Maitenes (Longaví), donde se instaló un revestimiento enrocado, avaluado en 190 millones de pesos financiado por Fondos Regionales y ejecutado por la Dirección de Obras Hidráulicas.

Este proyecto de conservación de defensas fluviales se solicitó, porque el río ha afectado la ribera sur poniendo en alarma el riego agrícola y el agua potable del sector. Uno de los agricultores que ha sufrido inundaciones y representa a los usuarios de Maitenes, Lucero y Cuñao, es Mauricio Acevedo, quien desde hace 15 años vive en el sector y asegura que se han hecho muchas contenciones que han sido llevadas por el caudal y que ahora, con la nueva obra, espera tener la seguridad de que las 120 familias a las que representa no pasarán un invierno temiéndole a las crecidas del Río.

La defensa fluvial estaría terminada a fin de año, mientras los agricultores y la JVRL contempla planes de emergencia instalando compuertas frontales provisorias dentro de los canales y abrir algunos descansos hacia esteros y ríos para la evacuación de aguas, cuando corresponda.

Infraestructura

Postulación a proyectos:


Para la postulación a proyectos existe un apoyo a la formulación y conocimiento de éste, inspección de las obras y la toma de muestras en su ejecución, enviándolas al laboratorio especializado para análisis bajo norma chilena n°1037 OF.1977. El seguimiento va de la mano con las directivas de cada canal, el que se enfoca a las siguientes etapas:

1. Preparación Proyecto (Definición): Contacto con comunidades de aguas, definición del Proyecto a realizar, factibilidad de éste (visita a terreno) y contacto con consultoras.
2. Apoyo a presentación por la empresa consultora: recopilación de antecedentes, realización y presentación del Proyecto, seguimiento del concurso, visita a terreno y observaciones, respuesta de éstas, ver resultado de Concurso y contrato de Construcción con empresa contratista.
3. Seguimiento y Fiscalización de Obras (Junta de Vigilancia): visitas a terreno y contacto con contratista, conocimiento del Proyecto (planos y especificaciones), toma de muestras de hormigón, envío a laboratorio acreditado y entrega de resultados e informes (Presidentes de Comunidades).